"Con todo el sabor de una antigua casa de postas y la modernidad de un hotel recientemente restaurado"

Nuestro hotel, fue en antaño la antigua casa de postas Maria Facundo donde se hospedaron personajes tan ilustres como Severo Ochoa y Jovellanos fue recientemente reformado para darle el máximo confort a nuestros clientes. Cuenta con 17 acogedoras habitaciones equipadas con baño privado, TV, calefacción y WIFI gratuito.

Algunas de ellas poseen una amplía terraza donde poder disfrutar de un amanecer y anochecer con vistas al mar y al río.

Concienciados con el medio ambiente, en nuestras instalaciones disponemos de placas solares térmicas que permiten disfrutar de agua calentada ecológicamente.

Nuestro hotel dispone también de servicio de restaurante y cafetería con amplias terrazas donde poder disfrutar de este privilegiado enclave natural.

No habrá dificultad para el estacionamiento de su vehículo pues poseemos un amplio aparcamiento propio en nuestras instalaciones.

Admitimos animales de compañía hasta 10 kg. De peso (consultar).